Un nuevo material que no se puede mojar Imprimir
Ciencia

Después de una lluvia, la planta carnívora Nepenthesatrae con su dulce olor a hormigas y arañas que no cuentan con que sus hojas son tan resbaladizas que se deslizan sin remedio hacia sus “fauces” para ser devoradas. Basándose en esta planta, científicos de la Universidad de Harvard (EE UU) han desarrollado un material que repele cualquier tipo de líquido, incluyendo la sangre y el aceite. Esta tecnología bioinspirada de repelencia de líquidos, dada a conocer en el último número de Nature, podría tener aplicación en el transporte de fluidos biomédicos (catéteres para donar sangre, etc.), el manejo de combustibles o la fabricación de anticongelantes. También permitirá crear ventanas que se limpian solas, paredes resistentes a los graffitis y mejores dispositivos ópticos, según sugieren sus creadores.

Hasta ahora, los científicos habían concentrado sus esfuerzos en imitar las hojas del loto, que son impermeables al agua gracias a una serie de microtexturas en su superficie. Pero el "efecto loto" no funciona bien con líquidos orgánicos o complejos, como los derivados del petróleo. Además, si la superficie se daña, por ejemplo por una helada, las gotas dejan de rodar por la superficie y quedan atrapadas. Sin olvidar que el método de fabricación es caro.

Fuente: Muy Interesante